top_header_menu

Septiembre 19 de 2017
311946

Cientos de viajeros siguen esperando normalización de operaciones en aeropuertos de EE.UU.

América - Septiembre 13 de 2017, 9:12 am

Miles de personas en La Florida siguen sin servicio de energía tras el paso del huracán Irma. El toque de queda en varias zonas del estado ya fue suspendido.

Luego del paso del huracán Irma por EE.UU., cientos de viajeros continúan esperando en las terminales aéreas de Florida la normalización de las actividades para poder viajar a sus destinos.

Hasta este martes se empezaron a reestablecer las operaciones en el aeropuerto internacional de Miami, donde fueron cancelados cientos de vuelos. Jack Varela, vocero de esa terminal aérea, dijo que se espera que el jueves ya estén reestablecidas casi la totalidad de las operaciones.

Manuel Rodríguez y Karina Figueroa, una pareja de chilenos, pensaron que pasarían las mejores vacaciones de su vida en Miami, pero el huracán Irma se encargó de convertirlas en una total pesadilla. Desconsolada, Karina asegura que el estrés y la incertidumbre la agobian ya que al regresar a Chile todas las conexiones hasta su ciudad se cancelaron y ahora no tienen dinero para comprar nuevos pasajes.

Un drama similar vive Francisco Viña, quien debía llegar la semana pasada a Venezuela y ahora deberá esperar varios días más para poder viajar.

Las autoridades aeroportuarias recomiendan a los viajeros consultar con las aerolíneas el estatus de sus vuelos antes de trasladarse a las instalaciones de las terminales aéreas.

Cinco millones de personas en el estado de La Florida continúan sin servicio de electricidad. El servicio ya fue reestablecido en la mitad del área de Miami y hacia finales de la próxima semana podría volver a toda la costa este del país.

El próximo lunes se espera que reabran las escuelas públicas, que sirvieron de albergue durante el paso del huracán. Ya fue suspendido el toque de queda impuesto en varias zonas del estado.

NoticiasRCN

 

 

aeropuertos florida vuelos viajeros huracán estados unidos retrasos